Risotto con longaniza y guisantes

13 Abril, 2013

Escrito por Paco Gálligo

Arrozces de Aragón, Sandiniés, Casa Pelentos

 Este plato con nombre italiano (risotto viene de riso "arroz" en italiano y que sólo significa una forma de tratar el arroz al cocinarlo) lo vamos a elaborar con productos aragoneses y qué más aragonés que una buena longaniza.

Hacemos un sofrito, todo en juliana, de cebolla, ajo, tomate, pimiento verde, medio calabacín y una hoja de laurel. Cuando esté bien pochado le añadimos un trozo de longaniza en rodajas o medias rodajas y una latita de guisantes; freímos un poco y echamos el arroz (taza de café por persona); le vamos añadiendo agua o mejor un caldo de verduras y vamos removiendo constantemente y añadiendo el caldo poco a poco conforme se vaya mermando (éste es el secreto del risotto y lo que lo diferencia de los arroces españoles, pues así coge esa textura melosa que lo caracteriza). Cuando esté casi cocido, le añadimos queso curado de oveja rallado y, por supuesto, seguimos removiendo y mezclando. Terminado de cocer dejamos reposar dos minutos y a servir. Güen profeito.

 

Ingredientes: 
Longaniza de Aragón, de Graus.
Arroz bomba de las Cinco Villas.
Queso de oveja curado de Radiquero.